Hasta no hace mucho tiempo, la marca Scott era conocida en nuestro país más en el mundo del esquí  y del ciclismo que en el de las carreras por montaña, pero poco a poco en los últimos años se ha ido haciendo hueco en este último ámbito y con muy buenos resultados. Muestra de ello, es el modelo Kinabalu Enduro, en el que encontramos muchos cambios con respecto a modelos anteriores.

La propia marca definen estas zapatillas como un modelo “total”, ideales para recorrer medias y largas distancias sin tener que evitar los terrenos más exigentes.

PRIMERAS IMPRESIONES

Lo primero que nos va a llamar la atención de estas zapatillas son los colores chillones que se las ha dado y que, van a hacer que en ningún momento pasen desapercibidas. Podremos encontrarlas en amarillo/naranja, verde y el color azul, siendo quizás las más discretas de todas ellas.

A diferencia de otros modelos, vemos que en la parte del empeine no vamos a encontrar un recubrimiento del pie a través de tejido textil sino que, en esta zapatilla dicho recubrimiento es mediante una malla plástica, la cual parece que no va a tardar mucho en rasgarse. Algo a tener bastante en cuenta, es que el upper de esta zapatilla está construido de una sola pieza y sin apenas costuras, con lo que va a tener una mayor duración al mismo tiempo que nos libramos de incómodos pliegues de la tela e incluso de inoportunos roces con las costuras.

Debido a la actividad hacia la que se enfoca este modelo nos encontramos con que es una zapatilla robusta y en ningún caso podremos hablar de ligereza teniendo un peso de unos 380gr cada zapatilla aproximadamente. A pesar de este peso, vemos que no solamente es una zapatilla pesada sino que al mismo tiempo su constitución es fuerte y resistente en todo tipo de terrenos, con lo que vamos a poder disfrutar de ellas bastantes kilómetros.

SUELA

Este modelo cuenta con una nueva suela Vibram Megagrip con la que se pretendía garantizar un agarre y durabilidad mayor tanto en terrenos secos como mojados y con la que finalmente han cumplido estos objetivos.

A diferencia de muchas suelas tradicionales en la que la composición y distribución de los tacos son uniformes y simétricos, aquí observamos una distribución dividida en tres zonas: una la del talón y otras dos en la zona delantera del pie. Dentro de ellas, encontramos tacos de diferentes tamaños y formas (en su gran mayoría triangulares) con los que han conseguido que la suela agarre en todo tipo de terrenos y condiciones con muy buen resultado así como en cualquier dirección en la que pongamos el pie debido a las distintas direcciones de los tacos.

 

Sin duda, es una suela con la que vamos a poder disfrutar de un montón de terrenos de manera segura, aunque el inconveniente de esta suela es que cuando nos encontremos en terreno embarrado no vamos a poder librarnos de que se nos acabe formando zueco en las acanaladuras de los tacos, aumentando el peso de nuestros pies al mismo tiempo que se reduce la estabilidad y el agarre de las zapatillas.

MEDIA SUELA

A la hora de confeccionar este modelo, la marca Scott ha referido apostar más por la seguridad  que por la flexibilidad y ligereza de la zapatilla. Es por eso que, nos encontramos con una zapatilla con una media suela con un drop de 11mm, construido con una espuma hinchada llamada Aerofoam+ que va a amortiguar nuestros impactos con el terreno sin apenas deformarse como sucede en tecnologías similares de otras marcas. Sí que es cierto, que la sensación que transmitía esta suela en los primeros usos era como si de un acordeón se tratase y a penas se notaba el impacto contra el suelo.

Dentro de la media suela nos encontramos que también han empleado la  tecnología eRide Tuned que tiene zonas de flexión estratégicas para proporcionar flexibilidad asimétrica y mejorar la adaptación al suelo, mientras que una espuma EVA proporciona amortiguación. Esta tecnología va a ser la causante de que la suela y media suela sea prácticamente plana sin tener apenas curvatura en la parte del arco del pie.

Para completar la media suela, encontramos una placa situada en la zona de los metatarsos que es la encargada de proteger nuestro pies en los terrenos más técnicos de piedras afiladas, sueltas o de otros elementos duros que puedan causarnos daño al impactar contra ellos.

 LENGÜETA

Nos encontramos con una zapatilla de corte “clásico” en la que la lengüeta no va cosida al resto del upper, dándonos la sensación de que pueden llegar a introducirse dentro de la zapatilla piedras u otros elementos del terreno, pero esto no sucede debido a su buen ajuste al atar los cordones y, también, debido al sistema “Lace Locker” que incorpora la zapatilla.

Este sistema consiste en una goma elástica muy cortita que une los dos lados del upper, impidiendo que se separen y que, al mismo tiempo va a servirnos para sujetar los cordones y que no se muevan ni enganchen mientras corremos. Siendo un sistema sencillo pero muy práctico, fácil de utilizar incluso con guantes y que no nos va a demorar mucho tiempo, como suele ocurrir con otros sistemas.

A pesar de su sencillez y de su efectividad, no hay que olvidarse que los cordones no van guardados en ningún bolsillo y van siempre en el exterior, por lo que si las lazadas son muy largas o se mueven, pueden llegar a engancharse con la vegetación, del mismo modo que si los llevásemos sueltos

 

La lengüeta es bastante acolchada y robusta, con lo que vamos a conseguir una protección mayor de la parte del empeine frente a golpes. Aunque en su zona centro encontramos un refuerzo de plástico en el que aparece el logo de la marca, aprovechando para pasar por él los cordones evitando el desgaste de la lengüeta al rozar los cordones, pero que al mismo tiempo, nos va a molestar al ajustar los cordones ya que se encuentra en diagonal con lo que el paso del cordón queda en ese tramo en un lateral de la zapatilla en vez de en la zona central.

SUJECIÓN

Estamos ante una zapatilla que está diseñada para tiradas largas, por lo que vamos a tener que llevarlas durante mucho tiempo en nuestros pies.

Al calzarnos este modelo, vamos a notar una buena sujeción en la parte del tobillo, que a su vez viene con un buen acolchado que nos va a proteger de los roces y de los golpes.

Por el contrario, la parte delantera de la zapatilla va a ser bastante más ancha que el talón y la explicación es fácil, que los dedos tengan cierta libertad de movimiento y que no impacten directamente contra la puntera ni en bajadas ni cuando llevemos unos cuantos kilómetros y los pies comiencen a hincharse. Esta amplitud que la vamos a agradecer en muchos momentos, va a hacer que en otros en los que tengamos que elegir bien la zona donde vamos a pisar, como es en pedreras, pequeños escalones de roca o pequeñas terrazas inclinadas, los dedos puedan llegar a moverse un poco.

 

El sistema de cordones clásicos, hace que el ajuste de la zapatilla sea muy cómodo, rápido y efectivo, ayudando a la sujeción del pie.

DURABILIDAD

Cuando las tenemos por primera vez en nuestras manos podríamos pensar que la malla que recubre el upper va a rasgarse fácilmente por la zona de flexión del pie, pero la realidad es que está malla plástica agujereada es más resistente de lo que puede parecer, aguantado sin inmutarse tanto del uso continuado como de roces contra piedras y vegetación.

Tanto la suela como el upper, tras unos 400km parecen como si las acabásemos de sacar de la caja, ya que apenas se nota el deterioro de los mismo, conservándose todo el conjunto en muy buen estado.

Sin duda, son unas zapatillas con una gran resistencia con las que vamos a poder disfrutar de un montón de kilómetros, no solamente por pistas y senderos sencillos, sino que también vamos a poder correr sin preocuparnos por los terrenos técnicos más agresivos sin que esto suponga un desgaste de nuestras zapatillas.

FICHA TÉCNICA DEL FABRICANTE

CONCLUSIONES

Tenemos ante nosotros una zapatilla diseñada para recorrer medias y largas distancias y con las que vamos a poder acumular kilómetros y kilómetros sin que nuestros pies los noten.

Hemos podido comprobar que es una zapatilla pesada y robusta pero que al mismo tiempo nos va a proporcionar un, una estabilidad y una seguridad impresionantes.

Aunque nos metamos por ellas por terrenos muy técnicos o las utilicemos para caminar por la montaña, vamos a poder movernos con total tranquilidad ya que la construcción y materiales de la zapatilla van a conseguir que apenas notemos las piedras más afiladas en la planta del pie ni las piedras que nos golpeen en los empeines si nos desplazamos por pedreras o canchales más prominentes.

Y todo esto, sin que tengamos que preocuparnos de los terrenos por los que vayamos a transitar ya que tanto la suela como el upper están fabricados para dar una vida larga a esta zapatilla.

Para todas aquellas personas que sufren en las bajadas o que tienen problemas en las rodillas, las Kinabalu Enduro son sin duda una muy buena elección, con las que van a poder despreocuparse de los dolores tras los entrenamientos largos o las semanas de carga.

Para los que quieran ir a ritmos rápidos, este modelo les va a hacer sudar para conseguirlo, ya que se ha sustituido la ligereza por la seguridad haciendo que la zapatilla sea algo pesada aunque bastante menos de lo que nos puede parecer a simple vista debido a su apariencia tosca.

A FAVOR

  • Zapatillas muy resistentes y duraderas.
  • Gran protección.
  • Muy buen agarre en todo tipo de terrenos.

EN CONTRA

  • El peso de la zapatilla.
  • Los colores chillones si nos gusta pasar desapercibidos.

Más información y especificaciones técnicas:

Scott Kinabalu Enduro

Guía Acompañante de Montaña. Miembro de la Asociación Española de Guías de Montaña.
Diplomado en Educación Física.
Colaborador en la web Palencia Trail.
Coordinador del Ultra Montaña Palentina.
Árbitro autonómico de carreras por montaña de la FDMESCYL.
Monitor de ocio y tiempo libre.